7 consejos para negociar tu salario

7 Consejos para negociar tu salario

Si bien conseguir un trabajo es importante para cualquier persona, también resulta peligroso aceptar sin tener claras las condiciones laborales que se ofrecen, pues podrían ser difícil de cambiarlas o incluso jamás volver a negociarlas.

La mayoría de empresas no suelen variar los sueldos previsto para cada puesto, básicamente porque ya tienen un presupuesto salarial definido, pero aun en estas condiciones es posible negociar. Estas son algunas recomendaciones para hacerlo de la mejor forma:

1. ¿Cómo prepararse?

Para  poder negociar una oferta de trabajo, es necesario conocer todo lo posible sobre:

  • ✔️ El sector: se debe determinar si es un sector en expansión, si está estancado o en recesión.
  • ✔️ La empresa: es necesario conocer qué posición tiene en el sector, si se trata de una empresa trasnacional, una Pyme y cuál es su volumen de facturación.
  • ✔️ La competencia: se debe conocer qué sueldos se están pagando en otras empresas del sector por trabajos similares.
  • ✔️ Relación oferta-demanda: es importante establecer si a las empresas les cuesta encontrar personas con tu perfil profesional o si es un perfil muy solicitado.

Recomendaciones:

  • Averiguar entre los colegas y conocidos qué sueldos se están pagando en las empresas.
  • Saber qué tan valorado es el perfil y el puesto que aplicas en el trabajo. Puede que el perfil y los candidatos que aplicaron al puesto sean muy parecidos, pero es necesario saber si la empresa necesita de ciertos conocimientos.
  • En la negociación salarial y de condiciones laborales, es fundamental tener claros los valores añadidos que podemos aportar más allá de la formación y de la experiencia: habilidades de comunicación, capacidad de aprendizaje, trabajo en equipo, iniciativa, liderazgo.

2. Entender el valor profesional para la compañía.

  • ➡️ Antes de la entrevista, se deben considerar las habilidades y cómo el candidato puede contribuir a la empresa. Por ejemplo:
  • ➡️ Es necesario saber si se cuenta con un conocimiento único o una experiencia diferenciadora.
  • ➡️ Es importante averiguar si se está ofreciendo una posición nueva o ya existente
  • ➡️ Se debe determinar si el profesional cuenta con las calificaciones mínimas exigidas para la posición o si hay otros candidatos en el proceso.
  • ➡️ Las compañías quieren saber cuál será el retorno de la inversión (ROI) y si la contratación permitirá aumentar el rendimiento o la productividad, entonces estarán más dispuestos a negociar el salario base para ajustarse a lo que el candidato desea.

3. Como hacer la Negociación.

Cuando pensamos en una negociación, imaginamos a las dos partes sentadas ante una mesa. Sin embargo, para negociar con garantías hay que dedicar mucho más tiempo a planear la estrategia. Por eso es importante seguir estos pasos:

  • 〽️ Identificar a las partes: conviene saber cuál es el cargo del interlocutor y así averiguar si posee poder de qué poder real de decisión.
  • 〽️ Establecer necesidades: Es vital identificar quién tiene mejor posición para negociar, el candidato o la empresa. Cuantas más cosas necesite la empresa del profesional (dedicación exclusiva, incorporación inmediata, experiencia difícil de encontrar en otras personas) serán mayores las opciones para negociar (y viceversa).
  • 〽️ Fijar objetivos: en toda negociación se deben fijar objetivos (las condiciones mínimas que se aceptarán, las condiciones ideales y una franja intermedia) y tratar de imaginar la banda de objetivos de la empresa.
  • 〽️Expectativa Salarial: es importante establecer que el sueldo no será el único tema de discusión. El horario, las responsabilidades, los beneficios sociales o las posibilidades de promoción son otros factores que se deben considerar. Si hablamos únicamente del sueldo no tendremos margen de maniobra, y en lugar de negociar, acabaremos regateando.
  • 〽️ Interés por el puesto: Por debajo de las condiciones mínimas que hemos previsto, dejará de interesarnos el puesto. Por encima de las condiciones máximas previstas por la empresa, será ella la que dejará de interesarse por nosotros. Y en la franja intermedia hallaremos el acuerdo.

⭐¿Estás buscando trabajo??⭐

Regístrate en Trabajosenperu.net y encuentra el trabajo que tanto deseas.

4. Fases de la Negociación.

En una entrevista de trabajo no todo resulta como se había previsto, y es que la otra parte, sin duda, habrá planificado su estrategia. En ese aspecto es importante distinguir las siguientes fases:

  • Contactos iniciales: es recomendable no ser ni descortés ni sumiso. Es mejor ser directo y claro.
  • Sondeo: se deben identificar las variables que surgen y cuáles de estas serán objeto de mejor discusión y sobre todo negociación. Por ejemplo: horarios no es negociable que se pueden cambiar por días extra de vacaciones. O tal vez el salario está por debajo del rango inferior, pero se tenía previsto trabajar los sábados, cuando solo se labora de lunes a viernes, entre otros aspectos.
  • Establecimiento de alternativas: en la fase central de la negociación, se irán construyendo alternativas de condiciones. Es decir, en ocasiones el sueldo se acercará al objetivo ideal, pero a cambio la empresa pedirá que se asuman más responsabilidades, o que el sueldo sea más bajo, así como la carga de trabajo.
  • Intercambio y cierre: una vez establecidas los alternativas y sus combinaciones, se negocia con ellos hasta llegar a un acuerdo.

5. La pregunta más temida.

En muchas ocasiones, el tema del sueldo no llega a ser objeto de negociación, sino que el entrevistador se limita a introducir el tema, sin previo aviso, a través de la pregunta fatídica: ¿Cuáles son sus aspiraciones salariales?

En lo posible se recomienda no dar ninguna cifra. Para salir del aprieto alegaremos que no tenemos información suficiente sobre el puesto o las responsabilidades del cargo y que en cualquier caso estamos dispuestos a negociar.

Si aun así insisten en decir una cifra, lo mejor será dar un rango salarial (aunque no demasiado amplio) y explicar que los sueldos de mercado para el puesto se mueven en ese rango, y que estamos dispuestos a negociar y a considerar otros factores además del económico.

6. Formalización de la propuesta por escrito.

Una vez que el aspirante y el reclutador lleguen a un acuerdo, es ideal solicitar un documento escrito que formalice el acuerdo, junto con una descripción del trabajo y una lista de responsabilidades vinculadas a las labores. El documento deberá estar firmado tanto por nuevo colaborador como por el empleador, garantizando el acuerdo.

7. Beneficios que van más allá del sueldo

Tener un buen sueldo es importante, pero el dinero no lo es todo en la vida. Existen beneficios no monetarios que las empresas pueden ofrecer, un buen ejemplo son las oportunidades de capacitación y desarrollo profesional.

Si bien estas oportunidades no representan ningún ingreso en el corto plazo, el potencial de desarrollo profesional puede llegar a ser más rentable si se considera el mediano o largo plazo.

Fuente: bumeran.com.pe
Imagen: bumeran.com.pe

Comentarios de Facebook



Últimas publicaciones

Contacto

Trabajos en Perú

Sector 2 Grupo 17 Villa el Salvador, Lima

Whatsapp:+51 993935728

http://